lunes, 30 de julio de 2012

Se abre una luz frente a la ceguera


Investigaciones, conducidas en varios centro universitarios de los Estados Unidos, han publicado recientemente en la revista NEURON, un artículo que plantea que un fármaco ha devuelto parcial y temporalmente la visión a ratones ciegos, a través de un experimento que plantea una nueva vía en los intentos de regenerar la retina.

En este caso, los esfuerzos no vienen de la mano del uso de células madre ni de prótesis electrónicas, sino en forma de una molécula compuesta de nombre acrilamida-azobenceno-amonio cuaternario - AAQ, que inyectada en pequeñas cantidades en el vítreo (la sustancia gelatinosa que se encuentra en el interior de los ojos) consigue devolver transitoriamente la sensibilidad a la luz a animales de experimentación.

domingo, 29 de julio de 2012

La obesidad: Una epidemia global


La prevalencia de enfermedades crónicas está aumentando a un ritmo alarmante. Alrededor de 18 millones de personas mueren cada año por enfermedades cardiovasculares, en este contexto la diabetes y la hipertensión arterial son los principales factores predisponentes.

El aumento en los casos de diabetes y la creciente prevalencia del sobrepeso y la obesidad, durante los últimos diez años, se unieron a la desnutrición y a las enfermedades infecciosas como principales problemas de salud que amenazan al mundo en desarrollo.

Hoy en día, más de 1,1 billones de adultos en todo el mundo tienen sobrepeso, de los cuales, 312 millones son obesos, además, según la International Obesity Task Force, al menos 155 millones de niños en todo el mundo tienen sobrepeso o son obesos.

Este grupo de trabajo y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han revisado la definición de la obesidad para ajustar las diferencias étnicas, considerando una prevalencia aún mayor de esta problemática, con 1,7 billones de personas clasificadas como con sobrepeso alrededor del globo terráqueo.

Sobrepeso y DM tipo 2


Fuente.

Med Center News

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para el desarrollo del metabolismo de la glucosa y de los lípidos, así como de hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares. En esa misma línea,  el sobrepeso y la obesidad pueden predisponer la aparición del síndrome de apnea obstructiva del sueño, hiperuricemia, colelitiasis, artritis, algunos tipos de cáncer y aumento de marcadores de la función endotelial, estando  asociados a la vez con enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardíaca, arritmias y accidentes cerebrovasculares.
Según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad se define como el exceso de grasa corporal (mayor al 25% en varones y superior al 35% en mujeres). El índice de masa corporal (IMC) es la medida utilizada con más frecuencia para el diagnóstico de obesidad. Dado que presentar obesidad tiene connotaciones diagnóstico-terapéuticas en pacientes con diabetes mellitus tipo II (DMII), es importante determinar la relación existente entre el IMC y el porcentaje de grasa corporal en estos pacientes.

Un grupo de investigadores llevó a cabo un estudio transversal con 80 pacientes diagnosticados de DM tipo 2, seguidos regularmente en consultas ambulatorias, con el objetivo de establecer en qué medida el IMC refleja la composición corporal en estos pacientes , espcialmente en aquellos con peso corporal normal o sobrepeso.

Los investigadores no encontraron una relación estadísticamente significativa entre la edad, el tabaco, el tratamiento con insulina, los años de evolución de la DMII, la hipertensión, la dislipemia o los niveles de hemoglobina glicosilada con el IMC, la CA o el porcentaje de grasa corporal. Sin embargo, se comprobó que tener un IMC >30 kg/m2 presenta una especificidad del 100% para el diagnóstico de obesidad, pero la sensibilidad es del 51% (p <0,05 respecto a la pletismografía). El valor predictivo positivo es del 100%, pero el valor predictivo negativo es del 14%.

En conclusión, este estudio  demostró que, en pacientes con DM tipo 2, el IMC y el perímetro abdominal se correlacionan con el porcentaje de grasa corporal pero infraestiman el número real de pacientes con obesidad, perdiendo casi la mitad de los casos de obesidad.

viernes, 20 de julio de 2012

Tu Médico de cabecera


Visita el nuevo portal de consejos saludables TU MÉDICO DE CABECERA, un espacio de orientación y acompañamiento en situaciones de riesgo para la salud, con las secciones:

1. Comunidad Virtual
2. Conoce tu enfermedad
3. Actualidad en Salud
4. Chat saludable en vivo con Tu médico de cabecera

Entra aquí y conoce más de este nuevo servicio:
Tu Médico de Cabecera

viernes, 6 de julio de 2012

Decálogo del cuidado del paciente con demencia


Por Virginia Palacios Expósito
       Psicóloga Magister en neuropsicología

Diez recomendaciones para el cuidado del cuidador

1.    Informarse de las características y del posible curso de evolución de una demencia. La información ayuda a disipar dudas y a evitar confundir  algunas manifestaciones que son propias de la enfermedad como si fueran intencionadas por el paciente, por ejemplo, el hecho que el paciente pregunte repetidamente, es solo una consecuencia del proceso de la demencia y no porque el enfermo quiera incomodar.

2.      No intente hacer razonar al paciente, no olvide que lo que más se afecta en una demencia es el juicio, una vez más, recuerde que el paciente no es capaz de hacerlo, no es intencional

3.    Debe aprender a respetar sus espacios y entender que son necesarios, no es ningún lujo, por ello es importante organizar un plan donde también se impliquen otras personas para el cuidado. No hay que olvidar que un  paciente con demencia con frecuencia precisa atención las 24 horas del día.

4.      Pida ayuda cada vez que lo necesite y permítase quejarse de aquellos aspectos que más se le dificulten, solo así podrá buscarle alguna posible solución.

5.    No olvide que la demencia es un proceso que tienen diferentes etapas, no anticipe ninguna y viva el momento lo mejor que pueda buscando la  ayuda que precise, en el momento indicado.

6.   No se asuste por los casos de otros pacientes, cada persona es diferente y en muchos casos la complicación de otros casos se debió a un mal manejo.

7.   Saque diariamente un espacio de esparcimiento para usted, no olvide que para poder cuidar bien es fundamental que usted esté bien.

8.      Antes de molestarse por alguna manifestación hostil o por la falta de agradecimiento del enfermo, piense que dichas situaciones NO son intencionales y que forma parte de la enfermedad.

9.      Recuerde que lo que el enfermo tiene afectada es la capacidad de razonar por lo tanto, facilite su vida en todo lo que pueda, hágale preguntas sencillas y cuya respuesta implique un sí o un no y no deje muchas opciones o tentaciones a la vista, el enfermo no es capaz de decidir de forma coherente y puede hacer una mala elección.

10.  Si bien es cierto que el paciente tiene afectada su parte racional su dimensión emocional suele estar conservada hasta por mucho más tiempo, no olvide sus gustos y aficiones y cuidar el tono y gestos a la hora de comunicarse, si bien no entienda literalmente lo que le dice emocionalmente es posible que pueda hacerlo.