viernes, 27 de febrero de 2009

Animación en el Anciano: Ideas para concretarla en la práctica

El objetivo central de la animación está planteado en torno a la generación de espacios y actividades que permitan el desarrollo integral del individuo y la trascendencia a través del tiempo.

Independiente de la naturaleza de las actividades llevadas a cabo en los proceso de animación, vale la pena tener en cuenta los siguientes referentes en el momento de plantear programas de esta naturaleza:

1. Dinamizar, no dirigir.
2. Integrar, no disociar.
3. Potenciar el desarrollo individual, no la competencia.
4. Valorar procesos antes que productos.
5. Valorar diversidad antes que uniformidad.

Entre las actividades que pueden considerarse parte de programas de animación domiciliaria se incluyen: realización de actividades domésticas, salidas (paseos cortos, visitas culturales, encuentros lúdicos, promoción de la seguridad personal, fomento de las redes sociales (visitas de familiares y amigos, llamadas por teléfono, escritura de cartas, asistencia a clubes), refuerzo de la identidad (realización de álbumes fotográficos, mantenimiento de diarios personales), entre otras.

Por otra parte, a nivel institucional, las actividades de animación pueden estructurarse en el nivel individual y en el colectivo, las primeras orientadas a ubicar intereses y expectativas personales y las segundas a consolidar tales expectativas en dinámicas para la colectividad. En función de lo anterior, pueden proponerse las siguientes actividades:

1. Mantenimiento de la capacidad física y mental (kinesioterapia, ergoterapia, talleres de memoria, grupos de conversación, teoterapia, artes plásticas, música).
2. Fortalecimiento de los vínculos con el entorno y con otras generaciones (salidas de campo, encuentros interinstitucionales, exposiciones de arte u otras manifestaciones culturales externas).
3. Reforzamiento de la identidad (talleres de reminiscencia, lecturas basadas en referentes culturales e históricos, presentaciones de películas o videos culturales).
4. Prevención del aislamiento social y el encierro en sí mismo (celebración de cumpleaños y otras fechas especiales, promoción de la escucha activa y la comunicación eficaz).
5. Satisfacción de las necesidades lúdicas y espirituales (juegos de salón, juegos de rol, competencias de integración, educación en estilos de vida saludables, dinámicas de interacción social).

Animación domiciliaria


La animación en el domicilio es una experiencia poco común en los países en vía de desarrollo, a pesar que muchos de nuestros ancianos permanecen, hasta cierto punto, “institucionalizados” en su propio hogar.

Las condiciones que determinan la permanencia “forzada” del anciano en su propio domicilio incluyen accidentes, enfermedades crónicas, incapacidad funcional de cualquier origen, alteraciones cognitivas, pérdida de vínculos familiares y/o sociales, condición económica desfavorable, entre otros.

La necesidad de ayuda se justifica en la mayor parte de los casos por la aparición o el agravamiento de condiciones asociadas con pérdida de la autonomía y necesidad de soporte para el desarrollo de la vida cotidiana, sin embargo, la animación no puede reducirse a un servicio suplementario de apoyo sino que debe responder a la necesidad del anciano de concretar el sentido de su propia existencia.

Entre los objetivos de la animación en el domicilio se incluyen velar por la comodidad y la seguridad, prevenir los riesgos derivados de las actividades cotidianas, mejorar la autonomía personal, restaurar el contacto con el entorno exterior y mantener los lazos familiares y sociales de apoyo.

Concretar los objetivos planteados requiere del concurso de una serie de actores que garanticen el apoyo necesario para luchar contra el aislamiento, promover la resocialización y de ser posible estimular la reinserción social, en tal sentido, animar en el domicilio requiere el esfuerzo concertado de localizar activamente los individuos que lo requieran, identificar las necesidades particulares de los mismos y coordinar la ejecución de acciones tendientes a dar una respuesta efectiva frente a los problemas existentes.

Animación en Hogares de Larga Estancia


La animación debería ser una de las actividades más importantes en la dinámica cotidiana de los centros de larga estancia, dado el papel que cumple en el reforzamiento de la identidad personal y en la consolidación de redes de apoyo, en un contexto en que se han perdido las condiciones naturales de las relaciones familiares, sociales y culturales

No obstante lo anterior, una gran parte de las instituciones no dispone de las estructuras, los recursos y/o el personal especializado que requiere el desarrollo e implementación de actividades de animación, circunstancia aún más preocupante si se asume la animación a partir de la dimensión actual, en la que se ha producido una transformación conceptual desde una perspectiva puramente ocupacional a otra de naturaleza global en la que cobra sentido la individualidad y la multidimensionalidad del ser.

Desde ese punto de vista, la animación no puede limitarse a ocupar el tiempo libre de los ancianos institucionalizados, sino que tiene que ir más allá, a proporcionar una nueva significación a cada instante de la existencia, buscando una proyección de futuro que permita el reforzamiento de la autoestima y el desarrollo de la individualidad sobre la base del reconocimiento de las ventajas y desventajas de la vejez.

En esas condiciones, la planeación e implementación de un programa de animación ha de tener en cuenta, al menos los siguientes criterios: grado de formación, aptitudes y actitud del personal frente al tema, características de la población institucionalizada, disponibilidad de recursos y calidad de las relaciones con el mundo exterior.

lunes, 23 de febrero de 2009

Alternativas de la Institucionalización del Anciano

La internación del anciano en instituciones de larga estancia ha sido una opción utilizada como respuesta a la necesidad de garantizar el mantenimiento de las condiciones requeridas para mantener un nivel de vida aceptable en los casos en que no se dispone de redes familiares y/o sociales de apoyo.

No obstante lo anterior, la tendencia actual de la atención gerontológica está planteada hacia la permanencia del viejo en su propio domicilio, buscando conservar el máximo grado de funcionalidad y la conservación de los vínculos psicológicos, afectivos y sociales en el medio cotidiano.

Desde la perspectiva anterior, existen varias alternativas que pueden ser consideradas en la fase previa a la institucionalización como estrategias tendientes a mejorar la percepción de calidad de vida y mantener la independencia biológica, psicológica y social así como la autonomía del adulto mayor, incluyendo las siguientes:

1. Atención domiciliaria: Programa implementado con el fin de mantener al adulto mayor en su propio domicilio y retrasar el ingreso a instituciones de larga estancia. Entre las actividades desarrolladas en el curso de esta alternativa de soporte se incluyen los servicios domésticos, el cuidado personal, el acompañamiento y la realización de gestiones que requieran apoyo por personal externo.

2. Centros de Día: Alternativa de atención orientada a conservar la funcionalidad física, psicológica y social mediante la realización de actividades asistenciales, sanitarias y de animación social y cultural, convirtiéndose en un apoyo a las familias que no tienen posibilidades de garantizar el cuidado de los ancianos durante el día y evitando o retrasando la internación en un centro de larga estancia.

3. Estancias temporales en instituciones de larga estancia: Opción de gran utilidad como soporte durante la convalecencia de enfermedades que han sido objeto de manejo hospitalario reciente y para ancianos que por situaciones coyunturales han de permanecer durante un tiempo fuera de su domicilio.

4. Hogar de paso – Hogar de acogida: Supone la integración de forma temporal o permanente de un adulto mayor en situación de abandono o soledad al seno de una familia a la que no le une ningún parentesco, permitiéndole participar de las actividades del núcleo familiar por una prestación económica.

5. Telealarma: Instrumento electrónico que permite establecer contacto con un centro de control que garantiza el soporte requerido en función de la naturaleza del evento desencadenante (alarma médica, conversación, reparaciones locativas, gestiones personales entre otros).

domingo, 22 de febrero de 2009

Animación en Centros de Día


Los centros de día, instancias intermedias entre el domicilio y los hogares de larga estancia, son espacios concebidos para fomentar la convivencia y promover la realización de actividades sociales, recreativas y culturales.

La iniciativa de crear un clima de convivencia, interacción e integración entre adultos mayores es atractiva en primera instancia, sin embargo, una gran cantidad de estos centros no alcanzan los objetivos esperados.

Este hecho puede ser explicado como consecuencia de diversos factores como la falta de conocimiento por parte de los directivos y el personal de apoyo en relación con el manejo de la animación, la escasez de especialistas en el desarrollo de este tipo de programas, las deficiencias en infraestructura y muy especialmente los cambios experimentados por la población de adultos mayores en los últimos años.

Y es que los ancianos han evolucionado favorablemente desde los puntos de vista sanitario (mayor esperanza de vida, mejores condiciones para el mantenimiento de la salud), económico (pensión de jubilación, apoyo familiar o subsidio por parte del estado) y cultural (nivel educativo, integración social).

Desde esa perspectiva, ya no se busca el encuentro “exclusivo” y el intercambio con pares de la misma generación, sino que se genera un interés por ampliar el horizonte hacia el resto de la población y se exploran otras actividades que permitan la expresión de sus potencialidades y la contribución efectiva con la sociedad.

En tal sentido, los centros de día, enfocados en principio a permitir el encuentro de los adultos mayores y la interacción en pequeños grupos, deben orientarse en la actualidad a la realización de actividades que permitan la integración de los ancianos con el medio externo y el contacto intergeneracional.

jueves, 19 de febrero de 2009

Anticolinérgicos y memoria humana



De acuerdo con los resultados de un estudio publicado en el Journal of the American Geriatrics Society, ciertos medicamentos de uso común en la práctica clínica pueden estar asociados con deterioro cognitivo.

El estudio examinó los efectos de la exposición a una serie de agentes anticolinérgicos, utilizados con alguna frecuencia en el manejo de problemas respiratorios y gastrointestinales en un grupo de quinientos pacientes mayores de 65 años con hipertensión arterial.

Los datos obtenidos demostraron que la administración crónica de dichos medicamentos afecta la memoria y la capacidad para el desarrollo de actividades de la vida cotidiana, efectos que se incrementan en proporción directa con el tiempo de exposición a los fármacos.
De acuerdo con los autores, los pacientes ancianos suelen ser más vulnerables a los efectos colaterales de estas sustancias dados los cambios del sistema nervioso central asociados con la edad y la farmacocinética de las mismas en este grupo etáreo.

La restricción calórica mejora la memoria en ancianos


Un grupo de investigadores alemanes demostró que la disminución de la ingesta calórica en sujetos con sobrepeso mejora la memoria y la capacidad cognitiva, lo cual ha sido explicado con base en la reducción subsecuente de la resistencia a la insulina y de la inflamación tisular asociada que suelen estar presentes en ancianos y en pacientes obesos.

El mismo estudio evalúo el efecto de incrementar la ingesta de ácidos grasos insaturados, como el omega 3, en relación con el mismo fenómeno, sin embargo, el mejoramiento del rendimiento cognitivo obtenido mediante la aplicación de esta medida en ratas, no pudo ser corroborado en seres humanos.
Referencia

Witte AV, Fobker M, Gellner R, Knecht S y Floel A. Caloric restriction improves memory in elderly humans. Proc Natl Acad Sci 2009; doi:10.1073/pnas.0808587106

domingo, 15 de febrero de 2009

II Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento: Hora de pasar de la retórica a la acción


Seis años después de la II Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento, celebrada en Madrid con representación de 160 países, para debatir el envejecimiento de la población mundial, en la cual se plantearon recomendaciones para eliminar la discriminación por edad y garantizar el respeto por los derechos humanos, aún subsisten grandes barreras para el paso de la retórica a la acción.

De hecho, aspectos como la flexibilidad y solidez de los sistemas pensionales, la igualdad de acceso a los servicios sanitarios básicos y a la salud pública en condiciones de favorabilidad, continúan siendo la piedra en el zapato de sistemas políticos, económicos y sociales que se encuentran fundamentados en la productividad.

El fenómeno, hace algunos años limitado a los países más pobres, se ha extendido como una epidemia a la mayor parte del globo como consecuencia de la falta de previsión de algunos gobernantes en relación con el impacto del mismo y de las condiciones de la economía en todos los niveles.

No obstante los buenos deseos expresados por la Asamblea en las recomendaciones a los países asistentes y el tiempo transcurrido desde la culminación del evento, aún persisten grandes vacíos en lo relacionado con la financiación de las propuestas y con la definición de estrategias de seguimiento a la ejecución de las mismas.

Es hora de pasar de la retórica a la acción!

sábado, 14 de febrero de 2009

Gastropatía por AINEs la conexión H. Pylorii

El consumo de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), ha aumentado en forma progresiva durante las últimas cinco décadas, encontrándose ampliamente diseminado alrededor del mundo, especialmente en la población geriátrica. La aparición relativamente frecuente de efectos secundarios es una de las principales limitaciones para la prescripción de dichos medicamentos en una proporción variable entre el diez y el cincuenta por ciento, de acuerdo con la población estudiada.1, 2, 3

Entre las manifestaciones adversas más frecuentes del uso de AINEs se encuentran los trastornos gastrointestinales, entre los cuales se incluyen dispepsia funcional, erosiones gástricas, erosiones duodenales, enfermedad ácido péptica y sangrado gastrointestinal agudo. Más de cien mil americanos son hospitalizados cada año por complicaciones derivadas del uso de AINEs, hecho que genera un costo indirecto que excede los dos billones de dólares y da lugar a más de dieciséis mil muertes asociadas con el consumo de tales sustancias.2, 3, 4

Por su parte, la infección por Helicobacter pylori afecta más de la mitad de la población mundial y es considerada como un factor de riesgo independiente para gastritis aguda y para enfermedad ácido péptica, siendo especialmente frecuente en pacientes de edad avanzada (los mayores de 60 años tienen un riesgo cinco veces mayor que los controles de menor edad), encontrándose hasta en el setenta por ciento de los casos de trastornos dispépticos en los pacientes ancianos y dando lugar a sangrado de vías digestivas altas en una proporción siete veces más elevada que en usuarios de AINEs de menor edad.3, 6

Aparentemente, este hecho tiene lugar como consecuencia del uso crónico de los AINEs en el manejo de enfermedades degenerativas crónicas y de las condiciones estructurales y funcionales del aparato digestivo en este grupo etáreo, incluyendo disminución de la producción de prostaglandinas protectoras de la mucosa gástrica, reducción de la hidrofobicidad de la membrana de las células epiteliales e incremento en la liberación de glicoproteína neutral y de ácido acetil neuramínico). 1, 3, 6

Desde esta perspectiva y teniendo en cuenta que la infección por H. pylori y el consumo de AINEs son considerados factores mayores de riesgo para enfermedad ácido péptica, algunos autores han planteado la existencia de una acción sinérgica en relación con la génesis de dicha patología, hecho que ha sido objeto de gran controversia en la comunidad médica, llegando incluso a postularse por parte d diferentes grupos de investigadores que H. pylori podría ejercer un papel protector para enfermedad ácido péptica como resultado del incremento de la expresión de los productos de la vía de la ciclooxigenasa 2 (COX 2) que tiene lugar en el curso de la infección por dicho microorganismo. 6, 7, 8, 9

De acuerdo con los hallazgos de diferentes grupos de investigadores, la presencia de infección por H. pylori incrementa el riesgo de úlcera péptica y hemorragia de vías digestivas altas entre tres y cinco veces en pacientes que reciben AINEs (prevalencia de úlcera péptica en H. pylori positivo 53% vs prevalencia en H. pylori negativo 21%) y dieciocho veces en los que no han recibido dichos fármacos (prevalencia de úlcera péptica en H. pylori positivo 18% vs prevalencia en H. pylori negativo 0%).4

El riesgo de úlcera péptica es aproximadamente sesenta veces más alto en los pacientes que consumen AINEs y presentan infección por H. pylori que en aquellos que no la presentan y no utilizan AINEs en forma regular. De la misma forma, la presencia del microorganismo incrementa el riesgo de sangrado gastrointestinal en usuarios de AINEs, aún en los casos en que la utilización de dichos medicamentos se lleva a cabo en bajas dosis administradas durante lapsos de tiempo prolongados.4
Referencias

1. Yeomans ND, Sverberg L, Naesdal J. Is ranitidine therapy sufficient for healing peptic ulcers asociated with non esferoidal anti inflammatory drug use? Int J Clin Pract. 2006; 60 (11): 1401 – 1407.
2. García del Risco F. Gastropatía por antiinflamatorios no esteroideos. Revista de Gastroenterología. Documento electrónico disponible en Internet:
http://encolombia.com/medicina/gastroenterologia/gastro1540actualizacion.htm
3. Davidovic M, Svorcan P, Milanovic P, Antovic A, Milosevic D. Gastropathy of Old Age: Helicobater pylori infection or NSAID Use. Med Gen Med. 2004; 6 (1): 32.
4. Papatheodoridis G, Archimandritis A. Role of Helicobacter pylori eradication in aspirin or non steroidal anti inflammatory drug users. World J Gastroenterol. 2005; 11 (25): 3811 – 3816.

miércoles, 11 de febrero de 2009

La Barrera Hemato Encefálica en el Anciano


La barrera hematoencefálica (BHE) es una estructura histológica y funcional que protege al Sistema Nervioso Central, se encuentra constituida por células endoteliales especializadas que recubren el sistema vascular cerebral y tiene una importancia capital en el mantenimiento de la homeostasis de las neuronas y las células gliales y en el bloqueo del acceso de sustancias tóxicas endógenas o exógenas.

Un análisis sistemático que incluyó la revisión de 8329 publicaciones acerca del comportamiento de la BHE en el envejecimiento normal y en presencia de enfermedad microvascular del sistema nervioso central, encontró que la permeabilidad de dicha estructura aumenta con el paso de los años y que dicha alteración funcional puede ser considerada un factor predisponente o agravante de las patologías que cursan con trastornos de los pequeños vasos en el Sistema Nervioso Central.

No obstante los resultados finales del estudio, no se encontraron suficientes datos para establecer con claridad los mecanismos subyacentes a dichas alteraciones, siendo necesaria la realización de nuevas investigaciones para establecer el papel que desempeña la BHE en la génesis de patologías cerebrales que tienen su origen en modificaciones estructurales o funcionales de la misma.

martes, 10 de febrero de 2009

Envejecer nunca ... rendirse jamás: Mantener la memoria en forma

Donde están mis llaves … cuál es tu nombre? … Donde puse mis gafas … Juraría que ví ese objeto en alguna parte … lo tengo en la punta de la lengua … expresiones que hacen parte de la cotidianidad de muchas personas, especialmente cuando el reloj del tiempo avanza inexorable en nuestras vidas.

¿Que sería de las personas sin la memoria, si cada vez se tuviese que repetir la más pequeña experiencia por haberla olvidado? No existiría historia, ni conocimiento, ni progreso … quizás ni siquiera la humanidad misma … imaginemos tener que caer de las escaleras todo el tiempo para saber que hace daño … tener que tocar el fuego para saber que quema … una verdadera odisea!

Y ¿Qué decir de los actos más simples de nuestra vida? Ni siquiera podríamos hablar entre nosotros … porque no recordaríamos la frase que acaba de pronunciar nuestro interlocutor, de allí la gran importancia de conservar hasta el último de nuestros días esta importante facultad de nuestro cerebro en la mejor forma posible.

Si bien es cierto que con la edad ciertas funciones de nuestro organismo decrecen y se nos dificulta realizar algunas actividades físicas o mentales que tan solo unos pocos años atrás hacían parte del funcionamiento “automático” de nuestro cuerpo, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que no todas las personas se ven afectadas en la misma forma y proporción por el fenómeno del envejecimiento, algunas características genéticas, ambientales y de estilo de vida prolongan y en algunos casos incluso mejoran nuestras capacidades intelectuales, entre las cuales se cuenta la memoria.

Diferentes estudios realizados en relación con el desarrollo de estrategias enfocadas a mantener la capacidad cerebral del individuo, han concluido que la decadencia de nuestro cerebro se puede evitar y que podemos alcanzar y disfrutar edades avanzadas en pleno uso de nuestras facultades mentales. Entre otras actividades tendientes a mantener la capacidad de nuestra memoria podemos incluir las siguientes:

1. Dieta con bajo contenido en grasas, baja en calorías, equilibrada y fresca.
2. Uso de nutrientes, vitaminas, minerales y tónicos naturales que se encuentren en déficit en el organismo bajo estricta supervisión médica.
3. Control del estrés y manejo de las emociones.
4. Ejercicios mente – cuerpo (yoga, meditación, kundalini).
5. Gimnasia cerebral (Lectura, desarrollo de ejercicios y prácticas que estimulen la capacidad mnemónica, elaboración de crucigramas , etc)

domingo, 8 de febrero de 2009

Eutanasia: Una controversia de nunca acabar


La eutanasia es un tema de actualidad y controversia permanente, dada la complejidad de las relaciones existentes entre las diferentes dimensiones utilizadas como marco conceptual y operativo para su comprensión y aplicación en la práctica.

La aparición periódica de casos que atraen la atención mundial en torno a las ventajas y desventajas de la eutanasia, genera gran polémica en torno a las consideraciones propuestas por los diferentes actores que de una u otra forma, participan del proceso: el paciente, la familia, los amigos, los profesionales de la salud, los filósofos, los agentes jurídicos y los representantes de las corrientes religiosas y espirituales, entre otros.

En estos días, a raíz del caso de Eluana Englaro, una mujer que se encuentra en coma irreversible desde hace 17 años como consecuencia de un accidente automovilístico, a quien se le autorizó el retiro de hidratación y alimentación solicitado por su padre hace más de una década, la eutanasia ha vuelto a ocupar los titulares de las publicaciones del mundo, reviviéndose la eterna discusión entre quienes apoyan la medida y aquellos otros que la consideran un atentado contra la vida y una violación de la leyes humanas y divinas.

De acuerdo con la legislación vigente en la materia, la eutanasia puede ser definida como la "terminación intencional de la vida por un tercero calificado (médico tratante), por medio de una petición libre, informada y reiterada del paciente que sufre intensos dolores y continuos padecimientos por una enfermedad terminal y/o una lesión corporal".

Desde esa perspectiva, la misma legislación considera el suicidio asistido como "ayudar a asistir intencionalmente a otra persona (paciente), a cometer suicidio o proveer los medios necesarios para la realización del mismo, a partir de una petición libre informada y reiterada de su parte, cuando esté sufriendo intensos dolores y continuos padecimientos por enfermedad terminal y/o lesión corporal".

En esa línea, algunos países del mundo han establecido lineamientos muy claros acerca de la aplicación de la medida, siendo considerada como una nueva herramienta para proporcionar una adecuada calidad de vida en los últimos instantes de la existencia y una muerte digna en casos que se consideran irreversibles o terminales desde el punto de vista médico, mientras que en muchos otros países es considerada ilegal y lesiva contra la misma humanidad. La polémica continúa …

martes, 3 de febrero de 2009

Frases para reflexionar ...


"El viejo desconfía de la juventud porque la ha vivido"

William Shakespeare

Citoquinas y envejecimiento cutáneo


El envejecimiento de la piel es un proceso progresivo e inexorable durante el cual se producen alteraciones estructurales y funcionales, relacionadas con factores genéticos, metabólicos, hormonales y ambientales, que traen como consecuencia disminución de la función, pérdida de la capacidad homeostática y mayor vulnerabilidad frente a las noxas ambientales.

De acuerdo con Ye y cols, la pérdida de sensibilidad de los receptores de membrana de las células de la piel frente a estímulos internos y externos, representa un elemento clave en el proceso de envejecimiento cutáneo. Según la hipótesis de los autores, la disregulación de algunas vías metabólicas mediadas por citoquinas podría ser uno de los principales factores promotores del deterioro ocurrido a este nivel.

Entre las citoquinas identificadas como factores reguladores del metabolismo de la piel y por ende cuya alteración implica una aceleración del envejecimiento cutáneo se incluyen la IL - 1 alfa y el Factor de Necrosis Tumoral alfa, los cuales se han visto asociados con la disminución de la mitogénesis, la reducción de la síntesis de lípidos y las alteraciones estructurales características del envejecimiento dérmico.

lunes, 2 de febrero de 2009

Vitamina C y envejecimiento cutáneo


La vitamina C (ácido ascórbico) es un compuesto de seis carbonos que tiene una relación estructural con la glucosa, en el organismo humano se oxida en forma reversible a ácido dehidroascórbico para alcanzar su máximo potencial como vitamina y ejercer su acción antioxidante.

La mayor parte de su actividad biológica tiene que ver con su participación en reacciones bioquímicas de reducción y oxidación: transformación de prolina en hidroxiprolina durante la síntesis de colágeno, oxidación de la lisina en el metabolismo de la carnitina, conversión de ácido fólico en folínico, síntesis de esteroides por la corteza adrenal, metabolismo de la tirosina y control del efecto de los radicales libres sobre la célula.

La vitamina C no es sintetizada por el organismo humano, razón por la cual ha de ser aportada por vía exógena. La ingesta diaria recomendada debe igualar la cantidad consumida por oxidación y la excretada. El mantenimiento de una reserva corporal de 1500 mg de ácido ascórbico implica la absorción diaria de una cantidad aproximada de 60 mg diarios. El aumento del aporte puede ser reconsiderado en condiciones especiales (infección, estrés, prevención de foto daño, entre otras)

Teniendo en cuenta los mecanismos fisiopatológicos involucrados en el envejecimiento prematuro y las características estructurales y funcionales descritas (hidrosolubilidad, potencial de óxido reducción, estructura química), la vitamina C podría jugar un papel preponderante en la prevención de las alteraciones dermatológicas derivadas de la exposición a la luz solar mediante la neutralización de la acción oxidante de los radicales libres formados como resultado del proceso de envejecimiento acelerado por la exposición a UVA.

El ácido ascórbico constituye así un sistema plasmático de defensa frente a estas moléculas reactivas. Adicionalmente, su función como cofactor en los procesos metabólicos de producción de colágeno (hidroxilación de prolina y lisina) refuerza la importancia del rol que cumple como protector en el foto envejecimiento.

Numerosos medicamentos de uso tópico incluyen en su fórmula farmacológica al ácido ascórbico, sin embargo, dada su condición de hidrosolubilidad, el nivel de absorción a través de la piel es mínimo. Por esta razón, en la actualidad se llevan a cabo diversos estudios tendientes a aumentar la evidencia del valor terapéutico de la vitamina C oral en la prevención del foto envejecimiento.