jueves, 15 de octubre de 2009

La espiritualidad de los ancianos en los pueblos indígenas

Los pueblo indígenas han generado, durante miles de años, un sistema de conocimientos, cuya espina dorsal está conformada por una espiritualidad, ligada a una visión del mundo que responde a las preguntas: ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy?

La respuesta de cada pueblo a cada uno de estos interrogantes resuelve el problema de los orígenes y el desarrollo de cada pueblo. La sabiduría india responde en términos colectivos, pero también en términos cósmicos, de Alianza con la Madre Tierra Es una vivencia cósmica, un vivir con el cosmos, con los elementos naturales y con todos los seres vivos.

En términos generales, esta sabiduría se transmite por vía oral, de una generación a otra, en la gran mayoría de casos tomando como actores protagónicos a los ancianos y ancianas, depositarios de un conocimiento público, abierto a la comunidad y a la vida ordinaria, y de un conocimiento especializado, sagrado, que se trasmite de acuerdo a una rigurosa selección humana según cada cultura y sin negar la igualdad de oportunidades.

Desde esa perspectiva, cada pueblo tiene un sentido del nacimiento, de la enfermedad y de la salud, de la vida y de la muerte. Por vía del sabio, shamán o piache se manifiesta lo más trascendente de la cultura. Iniciarse en la sabiduría es un reto, un riesgo, pero también un honor, según cada cultura.

Preservar la espiritualidad es una responsabilidad de la familia indígena, de la comunidad, de sus ancianos y de sus jóvenes. De la formación que tengan sus miembros dependerá la capacidad de mantener en secreto lo que hay que mantener en secreto, como parte de la reserva de la cultura y hacer público lo que haya que hacer público para fortalecer internamente a la comunidad y para obtener el respeto de las diferencias.