domingo, 8 de febrero de 2015

Manifestaciones de la demencia: Desorientación


Por. Virginia Palacios Expósito
       Neuropsicóloga

Con mucha frecuencia los pacientes con demencia experimentan episodios de desorientación en tiempo y espacio, generando desconcierto y preocupación entre los cuidadores.

Esta manifestación está relacionada con el hecho que muchas de las lesiones propias de este tipo de patologías, se producen en aéreas relacionadas con la capacidad de orientación, siendo una de las primeras que se altera en la mayor parte de los pacientes afectados por cuadros de demencia.

Por lo anterior, es importante entender que dichas situaciones no tienen carácter intencional sino que son producto de los cambios fisiopatológicos propios de la enfermedad, en tal sentido, es importante guardar la calma y no intentar razonar con el paciente.

Los pacientes con demencia han perdido la capacidad de razonar y lo único que se consigue al intentar hacerlo es escalar el conflicto y complicar el manejo de la situación, siendo necesario apelar a toda la serenidad y la capacidad de manejo que demanda la naturaleza bizarra de esta manifestación cognitiva.

En las primeras etapas de la enfermedad, la desorientación en el tiempo y en el espacio se encuentra relacionada con trastornos de la atención y/o pérdida de la memoria reciente, especialmente lo que tiene que ver con información cambiante como el día de la semana, la fecha o el lugar en que se encuentra el paciente.

La terapia de orientación a la realidad, entendida como un conjunto de técnicas mediante las cuales una persona toma conciencia de su situación en el tiempo (orientación temporal) y en el espacio (orientación espacial), es una terapia de gran valor en la fase inicial del tratamiento neuropsicológico de la demencia.

jueves, 5 de febrero de 2015

Control de riesgo cardiovascular en mayores de 80 años


 
Los pacientes muy ancianos, es decir aquellos que ya son octogenarios, tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, unas patologías que representan una importante causa de discapacidad y de carga económica, por este motivo los cardiólogos han editado el primer documento de consenso sobre el control de factores de riesgo cardiovascular en estos pacientes.
 
El objetivo se marcar las pautas de actuación en prevención cardiovascular de la población octogenaria o de más edad, estableciendo una serie de recomendaciones en cuanto al estilo de vida o a la adaptación del tratamiento farmacológico dependiendo de cada factor de riesgo cardiovascular. 

La publicación se presenta este viernes en el marco de la Reunión Anual de la Sección de Cardiología Geriátrica de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) que se celebrará en Barcelona, y cuenta con el aval de las cuatro sociedades médicas implicadas en el manejo de estos pacientes, como la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC).

Con ella se pretende ayudar a los médicos en la toma de decisiones en la práctica clínica diaria en torno a aspectos como la modificación del estilo de vida, el tratamiento de la hipertensión, la dislipidemia o la anticoagulación. 

Artículo completo: 

domingo, 25 de enero de 2015

La alimentación en el adulto mayor


 
Fuente: Geriatric Area
 
¿Existen unos principios generales referidos a la alimentación de las personas mayores? 

La respuesta a esta pregunta es sí, pero siempre prestando especial atención a las circunstancias concretas de cada persona.

Asumimos que unas normas muy generales son difíciles de establecer ya que, como ocurre siempre en geriatría, las circunstancias individuales van a ser muy diferentes de unas personas a otras en función de la propia edad, del sexo, del nivel asistencial en el que se encuentre el anciano (domicilio, residencia u hospital), de su estado de salud, de la historia dietética anterior, de los fármacos consumidos y de muchas otras variables.

Entre estas otras variables, quizás las más importantes sean las referidas al grado de actividad física pasado y actual, así como a los eventuales cambios en la situación social y económica, incluyendo las posibilidades de recibir o no un apoyo social suficiente. En todo caso, conviene dejar claro desde el inicio que lo más importante va a ser siempre individualizar las recomendaciones para cada persona concreta, por más que existan algunas indicaciones de carácter genérico.

Artículo completo:

martes, 13 de enero de 2015

La dieta mediterránea y la longitud de los telómeros

 
La dieta mediterránea ha demostrado de manera consistente beneficios para la salud, incluyendo disminución del riesgo de cáncer y otras enfermedades crónicas, sin embargo, hasta la fecha no había evidencia de alguna asociación entre la dieta y la longitud de los telómeros, un biomarcador de envejecimiento.
 
En un estudio publicado en el mes de diciembre en el BMJ, investigadores de la Universidad de Harvard afiliados al Brigham and Women´s Hospital encontraron que una buena adherencia a la dieta mediterránea se correlaciona significativamente con la longitud de los telómeros.
 
Más ...
 
 
The Mediterranean diet consistently has been linked with an array of health benefits, including decreased risk of chronic disease and cancer. Until now, however, no studies had associated the diet with longer telomeres, one of the biomarkers of aging.
 
In a study published Tuesday online in The BMJ, researchers at Harvard-affiliated Brigham and Women’s Hospital (BWH) found that greater adherence to the Mediterranean diet correlated with longer telomeres
 
More ... 
 

domingo, 11 de enero de 2015

Nuevo periódico "Alzheimer´s News"

sábado, 10 de enero de 2015

Genética y neuroimágenes: Una correlación práctica


Aunque se han identificado muchos marcadores genéticos asociados con la enfermedad de Alzheimer (AD), no se sabe mucho acerca de su asociación con los cambios estructurales que ocurren cuando la enfermedad progresa. 

Un estudio publicado hace pocos meses por la Engineering in Medicine and Biology Society, expone los resultados de un estudio orientado a indagar por la etiología genética de la neurodegeneración en AD mediante la asociación de marcadores genéticos con perfiles de atrofia obtenidos por neuroimagen en una cohorte de pacientes con enfermedad de Alzheimer. 

Se identificaron 53 asociaciones significativas entre polimorfismos genéticos y patrones de neuroimagen, lo que proporciona información importante sobre predictores genéticos de los tipos específicos de la neurodegeneración que podrían ser utilizados para mejorar la eficacia de las estrategias de tratamiento para la enfermedad y permitir el desarrollo de los planes de tratamiento personalizados basados ​​en el perfil genético único de cada paciente.

Referencia

Printy BPVerma NCowperthwaite MCMarkey MK. Effects of genetic variation on the dynamics of neurodegeneration in Alzheimer's disease. Documento electrónico disponible en: Conf Proc IEEE Eng Med Biol Soc. 2014 Aug;2014:2464-7. doi: 10.1109/EMBC.2014.6944121.


viernes, 9 de enero de 2015

Frutas y verduras reducen el riesgo de demencia


La evidencia científica actual confirma que una dieta rica en frutas y verduras protegen contra una serie de patologías crónicas, incluyendo la enfermedad cardiovascular, la diabetes mellitus II y varios tipos de cánceres.

Adicional a lo anterior, una revisión reciente de la literatura publicada en la revista Nutrition Reviews determinó que el consumo considerable de verduras y frutas se asocian con un menor riesgo de demencia y tasas más lentas de deterioro cognitivo, encontrándose evidencia que el aumento del consumo habitual durante la vida puede proteger contra o reducir la aparición de envejecimiento cognitivo y disminuir la incidencia de demencia. 

Según los autores, las frutas y las verduras contienen altas cantidades de antioxidantes, vitamina C,  y además regulan los niveles de homocisteína, de las vitaminas del complejo B y  de la vitamina A, elementos muy importantes para la plasticidad sináptica.

Fuente

Lamport D.J, Saunders C, Butler L.T, Spencer J.P. Fruits, vegetables, 100% juices, and cognitive function. Nutrition Reviews. 2014; 72 (12): 774 – 789.

jueves, 8 de enero de 2015

Atención Centrada en la Persona: Evaluación de Impacto


Un artículo publicado en la edición de diciembre de la Revista Española de Geriatría y Gerontología da cuenta de los resultados de un estudio enfocado a establecer el impacto de un modelo de atención centrada en la persona en la calidad de vida de un grupo de pacientes institucionalizados con deterioro cognitivo.

Para tal efecto, se seleccionaron 119 residentes con deterioro cognitivo, 59 en el grupo control y 60 en el grupo experimental. Los sujetos de cada grupo fueron distribuidos según su deterioro cognitivo: leve o grave y se implantaron cambios en los entornos físico, y organizativo para la promoción de autonomía y bienestar. Se evaluó la calidad de vida antes de las intervenciones y 6 meses después, utilizándose las escalas Fumat (deterioro cognitivo leve) y Qualid (deterioro cognitivo grave).

Los hallazgos avalan la efectividad de las intervenciones e identifican cuestiones metodológicas y conceptuales que deberán considerarse en el análisis de los efectos del Modelo de Atención Centrado en la Persona.

Fuente


Diaz – Veiga P, Sancho M, García A, Rivas E, Abad E, Suárez N, Mondragón G, Buiza C, Orbegozo A, Yanguas J. Efectos del Modelo de Atención Centrado en la Persona en la calidad de vida de personas con deterioro cognitivo de centros gerontológicos. Rev Esp Geriatr Gerontol. 2014;49 (6): 266 – 271